Las Torres de Serranos en Valencia

torres de serranos

La Puerta de Serranos (Torres dels Serrans en valenciano), es una de las doce puertas que custodiaban la antigua muralla cristiana de la ciudad de Valencia, España. Es de estilo gótico valenciano, de finales del siglo XIV (años 1392 a 1398).

Es un gran referente de la ciudad de Valencia y uno de sus monumentos mejor conservados. De la antigua muralla, que se empezó a derribar en 1865 por orden del gobernador de la provincia Cirilo Amorós, solamente quedan estas torres y las de Quart (del siglo XIV), además de algunos otros vestigios y restos arqueológicos como la Puerta de los Judíos, actualmente plaza de los Pinazo.

Los jurados de Valencia encomendaron su construcción al maestro Pere Balaguer, comenzaron las obras el 6 de abril de 1392 sobre los terrenos del anterior pórtico. La composición del grueso de los muros es de mampostería muy sólida, ya que su función principal era la de servir de fortificación.

En 1397, casi terminadas las obras, se planteó la necesidad de mejorar el acceso a la planta noble de las torres. Por eso se proyectó la monumental escalinata de piedra, que agrandó el edificio y facilitó su uso en las fiestas de bienvenida. El 19 de marzo de 1398 finalizaron las obras.

Su uso principal durante mucho tiempo fue servir de defensa en cualquier asedio o eventual ataque a la ciudad, pero más generalmente se utilizaba para ceremonias y entradas oficiales de embajadores y de reyes, y se la consideraba (y aún se la considera) como la entrada principal de la ciudad.

torres de serranos

En 1586, después del incendio de la ciudad, las torres se reconvirtieron en prisión de nobles y caballeros, hasta el traslado de los presos al convento de San Agustín en 1887. A partir de ese momento tuvo diversas utilidades hasta la actualidad, como servir ahora de museo o para diversos actos. Durante la Guerra Civil Española fue utilizado como depósito de las obras evacuadas del Museo del Prado

En la actualidad las torres se pueden visitar y subir a lo alto, desde donde se tiene una vista formidable de Valencia. La puerta de Serranos se utiliza para varios actos de la ciudad. El más característico es la crida o llamada de la fiesta de las Fallas.

El último domingo del mes de febrero, la fallera mayor proclama a los valencianos y falleros que ya están en Fallas, desde una tribuna levantada delante de la fachada exterior. Seguidamente se canta el Himno de la Comunidad Valenciana.

Nervis Villalobos

Dejar respuesta