La casa de la Julianeta en Teruel

La casa de la julianeta

Una casa de cuento en un pueblo excepcional como es Albarracín, en la provincia de Teruel. La casa de la Julianeta, tan inclinada que parece a punto de derrumbarse, es la Torre de Pisa de Albarracín, el monumento más emblemático de uno de los pueblos más bellos de Teruel y de toda España.

Albarracín, un pueblo medieval que está rodeado en sus cuatro quintas partes por un profundo tajo que hace de foso defensivo, complementado por el imponente cinto de murallas que culminan en el castillo del Andador.

El encanto de Albarracín está sobre todo en el trazado de sus calles, on escalinatas y pasadizos y en el conjunto de su caserío de muros irregulares, de color rojizo, con entramado de madera.

El edificio más emblemático es la casa de la Julianeta, tan inclinada que parece a punto de derrumbarse. Esta casa data del siglo XIV se levanta en el ángulo agudo que forman dos calles en cuesta, lo que acentúa la sensación de desequilibrio.

La construcción de la casa fue a base de yeso y madera y se ha reconvertido tras su rehabilitación en un taller de artistas, aunque sin perder por ello su carácter residencial. La mejor manera de poder verla y fotografiarla es desde del portal de Molina, un arco abierto en la muralla larguísima de este precioso pueblo serrano.

Si te decides visitarla no te olvides de visitar otros lugares de Albarracín como su catedral,  senderos, cascadas y pinturas rupestres, Mar Nummus perteneciente al Territorio Dinópolis, y como no, probar su gastronomía. Os recomendamos para coger fuerzas el restaurante  Tiempo de Ensueño que está al lado de la casa la Julianeta. Cocina creativa pero tradicional, en cuya carta no suelen faltar el ternasco de Aragón, el jamón de Teruel, la trufa negra y otras delicias de esta región.

No te pierdas ninguna de mis historia y sígueme en mi pagina de Facebook.

Dejar respuesta