Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia de Barcelona

Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia

Con una historia de siglos, la Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia ha sufrido muchos cambios, y ha sido testigo el auge y caída de varias civilizaciones y religiones que han ido surgiendo en la capital catalana.

La construcción de a catedral actual se data durante los siglos XIII a XV sobre la antigua catedral románica, construida a su vez sobre una de época visigoda a la que precedió una basílica paleocristiana, cuyos restos pueden verse en el subsuelo, en el Museo de Historia de la Ciudad.

Actualmente la catedral gótica es la sede del Arzobispado de Barcelona, Cataluña y El edificio es Bien de Interés Cultural y, desde el 2 de noviembre de 1929, Monumento Histórico-Artístico Nacional. Para saber un poco más de ella, cuenta la historia que cuando la ciudad era conocida como Barcino y se encontraba bajo el mando del Imperio Romano, una niña de 13 años, llamada Eulalia, fue perseguida por sus creencias cristianas. Los romanos metieron a la muchacha en un barril y la arrojaron cuesta abajo por la calle conocida como la “Cuesta de Santa Eulalia” o “Baixada de Santa Eulàlia” , junto a la Catedral. Después de ser sometida a terribles torturas, la chica se convirtió en una mártir y fue enterrada en el año 300 D.C. donde hoy se encuentra la basílica de Santa María del Mar.

Barcelona

De su exterior podemos destacar varias cosas, pero cada una de sus puerta guarda un encanto personal por lo que merece la pena verlas, son: La Principal, situada en el centro de la fachada proyectada por el arquitecto Josep Oriol i Mestres, Portal de San Ivo que es la más antigua, Puerta de La Piedad, Puerta de Santa Eulalia y Puerta de Santa Lucía. Las dos torres campanarios fueron construidas a finales del siglo XIII, una de ellas es llamada de las horas o reloj y es donde se encuentra en esta torre la campana llamada Eulalia, que es la más grande con 3 toneladas de peso.

Si os animáis a visitar el interior y espero que si os animos a ver conocer cada una de sus capillas, el Claustro, Nueva Sala Capitular y Museo Catedralicio.

1 Comentario

Dejar respuesta